El Blog de Raúl Romero

Día Internacional de los Museos 2017

Uno de los días grandes en el arte mundial, y entre todas las entidades, iniciativas y obras, nosotros hemos elegido Toledo. En concreto El Greco, porque su museo en la capital castellana presenta a los medios de comunicación y al público dos cuadros, San Simón y Santiago el Menor, que pertenecieron a unos de los apostolados pintados por el Greco y su taller. Son de pequeño formato y, muy probablemente, pertenecieran a la serie que los especialistas vienen denominando como ‘apostolado Arteche’, apellido del anticuario madrileño en cuyo comercio estuvieron a principios del siglo XX. Tras su venta se dispersaron, pero a pesar de ello hoy se conoce el paradero de al menos ocho, e indicios de alguno más.

Son lienzos verticales de pequeño tamaño, en torno a los 26 centímetros de ancho por 36 centímetros de alto, ha informado el museo en nota de prensa. Pertenecen a una colección privada de Barcelona, y han sido depositados en el Museo temporalmente, para el conocimiento y disfrute de sus visitantes. En el Inventario realizado en 1614 por Jorge Manuel Theotocopuli a la muerte de su padre, se anotan “doze cabezas de apostoles con su christo”, sin especificar medidas, así como otras cabezas de apóstoles sin concretar. En el realizado igualmente por él en 1621, en el que se anotan de nuevo muchas de las obras pintadas por su padre o por el taller de ambos, se vuelve a hacer mención de “treze quadros de negro con los doze apóstoles i cristo, de tres cuartas de alto y dos tercias de ancho”, esto es, aproximadamente de 63 x 56 centímetros, por lo que no pueden corresponder con el apostolado al que pertenecieron los cuadros que presentamos. Sin embargo, Manuel Bartolomé Cossío sí hace mención, en su conocida obra El Greco, de 1908, a un apostolado de pequeño formato procedente de Toledo y vendido por el anticuario José de Arteche, al que debieron pertenecer, casi con toda seguridad, las dos piezas que ahora se presentan. También hacen referencia a esta serie autores como Camón Aznar, Wethey o Gudiol. Para este último, estas piezas serían bocetos-modelo de pequeño tamaño que darían inicio a las distintas series pintadas por el Greco y su taller, y los fecha hacia 1603-1608. Para otros autores son algo posteriores. En cualquier caso, ahora habrá dos de ellos en el Museo del Greco a disposición de los especialistas y del público interesado en su conocimiento y valoración.

 

 

De América a Oceanía, pasando por Europa, Asia y África, este evento internacional ha confirmado su fama. Estos últimos años, el Día internacional de los Museos ha conocido su mayor afluencia con cerca de 30.000 museos que organizaron actividades en más de 120 países. Una jornada que se celebra el 18 de mayo en todo el mundo desde el año 1977. La designación de tal día fue el resultado de la resolución tomada en la XII Asamblea General del ICOM (Consejo Internacional de Museos) en Moscú. Cada año el ICOM elige un lema para aglutinar en torno a él las iniciativas que se organizan en todas las instituciones para esta celebración. “Museos e historias controvertidas. Decir lo indecible” es el tema de esta edición 2017 que se celebra en museos de todo el mundo y que presupone una forma de responsabilidad de los museos con respecto al paisaje del que hacen parte, al cual pueden aportar su contribución de conocimientos y competencias propias, siendo protagonistas activos de su gestión y buen mantenimiento.

La misión principal de los museos es velar sobre el patrimonio, que esté dentro o fuera de sus muros. Su vocación natural es de ampliar su misión y desplegar sus propias actividades en el campo abierto del patrimonio cultural y del paisaje que los entorna y del cual pueden asumir la responsabilidad, en grados diversos.

El ICOM, creado en 1946 es una organización no gubernamental, dependiente de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), con estatus de órgano consultivo del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. El ICOM aglutina a museos y profesionales, y está dirigida a la conservación, mantenimiento y comunicación del patrimonio natural y cultural del mundo, presente y futuro, tangible e intangible.