El Blog de Raúl Romero

Didú: Tocar para ver mejor.

Representantes del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF, por sus siglas en inglés) y del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) realizaron ayer una visita guiada al Museo del Prado como una de las actividades que se han llevado a cabo durante la Asamblea General Anual del EDF, que se ha celebrado este fin de semana. Durante la visita, el presidente del EDF, Yannis Vardakastanis, recibió un obsequio de la ONCE: una reproducción en relieve de ‘El caballero de la mano en el pecho’, una de las obras maestras de ‘El Greco’ que alberga el Museo del Prado. “Es uno de los momentos más emocionantes de mi vida, una enorme sorpresa”, comentó el griego Vardakastanis, invidente, al poder “ver” al Greco “con la yema de sus dedos”.

La reproducción ha sido realizada por Estudios Durero, una industria creativa de Bilbao que ha desarrollado una metodología llamada Didú que permite reproducir una obra pictórica o una fotografía en relieve, confiriéndole volúmenes, texturas y formas que la convierten en una imagen accesible a través del tacto, y que permite a las personas invidentes ver el arte.

Vardakastanis agradeció el trabajo que realiza la ONCE, Estudios Durero y el propio Museo del Prado para acercar la cultura a las personas con discapacidad, “eliminando todo tipo de barreras”, lo que está en línea con el artículo 30 de la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Es en realidad la segunda reproducción de ‘El caballero de la mano en el pecho’ que se realiza con Didú, puesto que la primera se creó en 2013 bajo la dirección del Departamento de Educación del Museo del Prado para el proyecto ‘Hoy toca El Prado’, una exposición de seis obras de arte del museo reproducidas con Didú con un gran éxito. ‘Hoy toca el Prado’, esta hoy en día realizando un itinerario por España y volverá a Madrid presumiblemente a principios de 2018.

La persona que toca el cuadro percibe la perspectiva, los planos y la historia.

Arte + tecnología + accesibilidad

Didú es una metodología desarrollada por Estudios Durero para el tratamiento y reproducción de imágenes en relieve. En su principal aplicación, Didú combina herramientas tecnológicas, artísticas y pedagógicas, para convertir una imagen digital en una imagen que se puede tocar y que tiene sentido no sólo para la vista sino también para el tacto.

Cada imagen que se trabaja con Didú exige un camino propio. El estudio de la obra y de su contexto artístico informa de los elementos esenciales a comunicar y supone el primer paso de un proceso en el que todo esta subordinado a la necesidad de conseguir una reproducción fiel a la realidad y también comprensible para el invidente. Es una innovación sin precedentes, por la cual los técnicos de Estudios Durero -formados por artistas gráficos, diseñadores, retocadores, técnicos y personas invidentes afiliadas a la ONCE- estudian hasta el más mínimo detalle en cada proyecto elaborando los diferentes pasos para su realización: desde la interpretación artística, el análisis de la imagen a nivel de texturas, formas, volúmenes, colores… hasta la definición de los parámetros de producción de cada imagen de forma individualizada. Siempre con el objetivo de dotar a las imágenes de una nueva dimensión de reconocido valor pedagógico.

Didú ha conseguido abrir, por primera vez, las puertas del mundo de la fotografía y las imágenes pictóricas a personas con discapacidad visual y que constituye desde el 2012 el proyecto de arte para personas con discapacidad visual más innovador y admirado del mundo.

 

Arte para tocar, arte para todos

 

Leave a Reply

*