El Blog de Raúl Romero

Medalla de Oro | Arte 2016

¿Casa Museo de Raúl Romero?… les ha sido concedida la Medalla de Oro al arte en la edición 2016. No dábamos crédito al recibir la llamada. Y menos aun cuando, en el Hotel Westin Palace de Madrid, la noche del 15 de julio de 2017, acudimos a recoger el galardón. Fue muy especial, no solo por la distinción, sino por el hecho de que un pintor “desconocido”, hermético, alejado de Galerías, público y exposiciones a lo largo de su vida, fuese premiado años después de fallecer. El reconocimiento póstumo, igual que ha ocurrido en la historia del arte a muchos artistas. No se valora en vida lo que si se aprecia después de morir.

Foro Europa 2001 nacido con el objetivo de crear encuentros “para el intercambio y divulgación de ideas y conocimientos“, una medalla que se concede con toda solemnidad, a presidentes de distintas instituciones, profesionales liberales, artistas y personalidades de la sociedad civil, en reconocimiento de su prestigio profesional.

No hay nada como morirse para que a uno le echen flores. ¡No es criticar ni rechazar el premio!. Todo lo contrario. No lo malinterpretéis, sino lamentarnos –todos-, en vida, de lo que mi padre solía decir: “no quiero flores en mi entierro, prefiero recibirlas en vida”. Y eso mismo es lo que pensaría Raúl Romero Altares. Pintor. Pero ser coronado en vida es algo complicado de conseguir; a menos que el homenajeado se esté muriendo.

Las flores a las que se refería mi padre eran la metáfora del reconocimiento. La muerte hace buenas y honorables a las personas. Salvo excepciones, incluso los enemigos se vuelcan en elogios al difunto. Pero los muertos no oyen nada, no sienten ni padecen, no se emocionan de alegría por las palabras que se dedican a ensalzar su figura. Los muertos no leen el periódico, ni siquiera por curiosidad, al día siguiente de su propia defunción. Sea como fuere, en nombre de los que heredamos la obra del pintor, GRACIAS. Así de grande. El honor es mucho, y la gratitud por el premio mayor aun. Queda en su curriculum para la historia.

 

 

Leave a Reply

*