Artículos | Articles

ARCO82 | “El que no esté colocado que se coloque y al loro”

Ya han empezado a sonar las fanfarrias de la próxima edición de ARCOmadrid 2017. Y van, con ésta, 36 ediciones las que se celebran de la Feria más internacional sobre Arte Contemporáneo en España. Era febrero de 1982 cuando Juana de Aizpuru puso en marcha con más ilusiones que certidumbres la primera edición de ARCO para dinamizar el coleccionismo español, con entradas a ¡200 pesetas!. El año de Naranjito (mejor olvidarlo), la Gran Vía inundada de lagrimas con el estreno de “ET”, Michael Jackson lanzaba ‘Thriller’, Felipe González donde dije digo digo diego incorporándonos a la OTAN y, por los pasillos de la Feria, Chillida, Calvo Sotelo o Tierno Galván. La primera edición de ARCO se celebró en el Palacio de Congresos del Paseo de la Castellana, con Mondrian en el exterior y 364 artistas de 14 nacionalidades para visitar por dentro.

Pocos años después de la dictadura, el año anterior un golpe de estado, y el Arte y la “movida” se aliaron de la mano, en concreto, fue Juana quien hizo los honores de presentarlos. “Yo siempre había tenido clarísimo que el arte es universal. Cuando llegó la democracia, empecé a viajar y a hacer contactos internacionales, iba a eventos y ferias de arte. Yo me había imaginado que mis colegas trabajarían a otros niveles y con posibilidades superiores a las de España. Hablamos de lugares donde había un coleccionismo muy fuerte, como Alemania y Nueva York. No me imaginaba lo fantástico que podía ser un evento de estas características“, declaró Aizpuru el año pasado en conmemoración del 35 aniversario de la Feria. Su objetivo inicial era crear mercado en el arte español y familiarizar al público con el coleccionismo, una actividad prácticamente inexistente en la España postfranquista, incrédula y escéptica a partes iguales con el Arte moderno.

La galerista intentó dos años antes, 1980, llevar a cabo ARCO en Barcelona -“Pergeñé la feria en mi mente con un marcado carácter cultural, porque lo primero que tenía que hacer era promocionar en España las tendencias internacionales y promocionar el arte y a nuestros artistas en el extranjero. Que fuera una ventana al exterior“- pero se estaba construyendo Ifema en Madrid, se lo propuso al entonces alcalde Enrique Tierno Galván y a su director, Adrián Piera, y obtuvo un si rotundo.

ARCO82, con obras de Picasso, Miró y Chillida, con la mítica Theo y la parisina Denisé René, Madrid en plena Movida y los ‘curators’ a nivel internacional. Caldo de cultivo. Ayudó también al éxito de la feria que el entonces ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, minimizó el gravamen de impuesto de lujo para las galerías que participaron en ARCO. ¡Igualito que hoy!.

Se trataba de hacer coleccionismo, de promocionar a los artistas españoles y conocer aquí lo que se hacía fuera para que surgiera el coleccionismo, que era la principal incumbencia. Primero hay que conocer el arte. Después, amarlo, y entonces ya viene el deseo de poseerlo. Para que existiera el coleccionismo, había que crear esas circunstancias“, afirma Juana de Aizpuru sobre un país que era virgen en el mercado de arte internacional y, más si cabe, en el de arte contemporáneo. “La primera edición salió fantástica. Los medios propiciaron un ambiente excepcional con la sociedad española. Desde entonces, se creó un público excepcional que se ha conservado a través de los años. Es como una fiesta del arte. No solo viene la gente vinculada al arte sino que le interesa a todo el mundo. Es un lugar de encuentro y de intercambio de ideas“.

el-vaso-medio-lleno-de-wilfredo-prieto-en-arco

El vaso medio lleno de Wilfredo Prieto, en la galería Nogueras Blanchard, en ARCO 2016.

Medio vaso de agua por 20.000 euros.

Desde aquella España prácticamente sin galerías ni coleccionismo hasta hoy, el mercado del arte ha cambiado radicalmente. La gente en general abarrota muchas veces los museos y sin embargo les dan miedo las galerías (¿?), aunque en este caso a la Feria –muchos- van a socializar, intentan aparentar o presumir, a convivir, o en el peor de los casos al glamour de los canapés, y -otros- directamente a comprar. Galerías o artistas, visitantes, tendencias, obras, en estos treinta y seis años de ARCO la asignatura pendiente sigue siendo vender más, o mejor dicho, darse a conocer, mostrar y generar inquietud por el coleccionismo, adecuarse al público o romper vanguardias, aunque en definitiva siempre es positivo entrar en el cuerpo a cuerpo con críticos, público en general y –especialmente- el Mercado del Arte. Sino que se lo digan a Wilfredo Prieto, artista cubano, que el año pasado demostró con esta ‘pieza’ que el precio justo del arte contemporáneo es el más elevado que se le pueda hacer pagar a un coleccionista. ¿El vaso estaría medio lleno o medio vacío?. De hecho si no pudiste comprarlo no te preocupes, todos tenemos una copia de un Wilfredo Prieto en casa.

Texto declaraciones de Juana de Aizpuru a El Confidencial 2016. | Imagen portada, infografía El Mundo.

ARCOmadrid 2017. 36 Feria internacional de arte contemporáneo. 22-26 Febrero 2017.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.