Artículos | Articles

El Claroscuro

Claroscuro. Proviene del italiano chiar-oscuro, y es una técnica de pintura que consiste en el uso de contrastes fuertes entre volúmenes, unos iluminados y otros ensombrecidos, para destacar más efectivamente algunos elementos. Se crea con ello mayores efectos de relieve y modelado de las formas, a través de la gradación de tonos lumínicos. La técnica fue muy popular entre grabadores y pintores flamencos e italianos del Cinquecento, alcanzó su madurez en el Barroco y, especialmente el tenebrismo de  Caravaggio la convirtió en inmortal. Fijaros como la utiliza al óleo Egon Schiele en “Klosterneuburg, Kahle Bäume und Häuser”:

klosterneuburg-kahle-baume-und-hauser-egon-schiele

En el caso de Romero, -profesor- así hablaba del claroscuro a sus alumnos (a finales de los 80´): “Es uno de los más importantes recursos que posee el pintor para el logro de la perspectiva en sus representaciones. Al surgir éstas dentro de un contexto o soporte bidimensional quedarían condenadas irremisiblemente a un aspecto plano que revelaría tan sólo los contornos aparentes de las formas sin demasiados pormenores en lo que respecta a las sutilezas de su estructura o a sus relaciones. Estos inconvenientes de la representación plana, que ya no parecen preocupar al arte moderno en cuanto que gusta de recalcar los valores objetuales de la pintura: el cuadro acaba en los límites del soporte y no es una presencia infinita, como en el arte clásico, desvelada tan sólo parcialmente a través del marco-ventana, si constituyeron una seria preocupación del arte precedente que se dedicó a enriquecer sus descripciones figurativas a base de un estudio concienzudo del volumen a través de la luz (claroscuro) y el color.

Nos ayudará a comprender esto la comparación entre sendas muestras de arte contemporáneo y antiguo. Por ejemplo, un cuadro de Matisse y un cuadro de Tiziano o uno de Piet Mondrian con otro de Rembrandt. Se llama claroscuro al análisis comparativo, tomando como referencia el blanco y el negro de la cantidad de luz reflejada por cada uno de los elementos o partes de una imagen. Una porción de una imagen refleja más o menos luz, en relación a su entorno, según sea su naturaleza, su posición respecto al observador o al foco emisor de luz.” En este caso el claroscuro en tinta, lapiz, difuminado:

figuras_antropomorfas_no_17 el_pensamiento "Sumisión"

  • Zona de iluminación clara. Identifica la parte que recibe los rayos de luz en forma directa.
  • Zona de penumbra. También llamada medio tono opaco. Identifica la zona intermedia entre la zona clara y la zona oscura, va desde la clara y hasta la oscura pasando por variedad de grises.
  • Zona oscura. O sombra propia, es la zona que no recibe ningún rayo de luz, y se mantiene oscura.
  • Zona proyectada. Aquí se identifica la sombra que un objeto proyecta sobre otros objetos o sobre la superficie donde se encuentra.
  • Zona de reflejo. Esta zona es la parte que recibe la luz que reflejan otros cuerpos que la acompañan, se caracteriza por medios tonos luminosos. Esta técnica realza el volumen de los objetos, retratos, expresiones faciales, da más vida al dibujo.

No solo se recuerda la técnica en la pintura, sino que vivió su renacimiento en el cine de la primera mitad del siglo XX. Cine mudo, claroscuro, de composiciones marcadamente estructuradas, maquillaje impactante, juegos de luces… el impactante expresionismo alemán. ¡Como para olvidarse de Nosferatu!.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.