Artículos | Articles

Triste adiós a Sargadelos | Non sei cándo nos veremos…

Adiós ríos, adiós fontes / adiós, regatos pequenos / adiós, vista dos meus ollos, non sei cándo nos veremos… Cantaba Rosalía, en un poema que la historia ha convertido en uno de los símbolos históricos de Galicia. Igual que los diseños y la cerámica de Sargadelos. Ambos son da nosa terra. La diferencia es que el cierre de la galería en Ferrol –si nadie lo impide- es inminente este mes de enero. Es el punto final, la quiebra de un proyecto ilustrado fundado en el siglo XIX por el afrancesado marqués de Sargadelos y recuperado tras la guerra civil por el impulso de dos intelectuales, Isaac Díaz Pardo y Luis Seoane.

Sargadelos ha sido, y es, más que una marca. Más que un producto. Fue uno de los motores de la vida cultural gallega y durante el franquismo se había convertido en un instrumento de resistencia a la dictadura, en una especie de exilio interior para los intelectuales gallegos desterrados o escondidos, y que en los últimos años ha ido perdiendo parte de su identidad.

Todas sus tiendas fueron galerías de arte y además de las piezas de cerámica que se podían comprar, existía una librería con lo último en publicaciones editoriales y literarias y hasta espacios reservados para la organización de exposiciones y espectáculos. Y es que la presencia en casi todas las comarcas gallegas, permitía que en localidades pequeñas las galerías del grupo ofreciesen exposiciones itinerantes, fotografías y fotógrafos, perfomances o manifestaciones de teatro contemporáneo representadas por actores emergentes o presentaciones de libros. Suso de Toro o Manuel Rivas, sin ir más lejos, tienen mucho que agradecer y recordar, y a la inversa, Sargadelos mucho que agradecerles a ellos.

Cada pieza es una pequeña obra de arte, identidad corporativa de Galicia, identidad cultural exportada al mundo, en una marca indisociablemente unida a la esencia milenaria de los gallegos. Elegancia y curvas propias creadas por diseñadores en el Laboratorio de Formas, la fabricación artesanal, y el pintado de las piezas a mano tras cocer a más de 1000 grados centígrados el caolín gallego constituyen una forma de creación artística permanente e innovadora que convierten a cada pieza en inolvidables. La tradición y del mundo contemporáneo gallego quedaran en series para la historia con siluetas de personajes, piezas del imaginario popular de la cultura celta o incluso útiles prácticos de uso doméstico recordando lugares típicos. Todo ese legado cultural representa la tristeza de un pasado, y de una gestión para olvidar.

Se ha intentado, se han desarrollado concentraciones en contra del cierre de la Galería, se ha pedido al gobierno local, a la Xunta y a entidades políticas y sociales su intervención «co fin de evitar este peche», pero el dato no admite dudas: de las 99 obras subastadas por Sargadelos el pasado jueves con motivo de su próximo cierre -todas ellas pertenecientes a su fondo artístico- solo se vendió una (una impresión digital de Pablo López, adquirida por 50 euros). La puja ya está cerrada y, al parecer, si la Marca va por el mismo camino, también. Triste noticia, adiós Galería, non sei cándo nos veremos…

7 Responses

  1. Yolanda

    Simplemente aclarar que sargadelos continua abierto y la marca cada vez está más fuerte. Por tanto, habrá sargadelos para muchos años más. Por favor antes de escribir una noticia así debe informarse,es bastante grave decir que una marca va a cerrar cuando para nada es asi,todo lo contrario.para su informacion lo que ha cerrado es una franquicia en ferrol .

    1. Antonio M.

      Mil gracias por el comentario Yolanda. Estamos totalmente de acuerdo y, es más, nuestro deseo es el mismo. Ojala Sargadelos -Marca y empresa- duren siglos. Tan solo permítanos indicarle que, si lee de nuevo el post, se dará cuenta que no se habla del cierre de la Marca, sino de la Galería concreta a la que usted -y nosotros- se refiere. En nuestro blog hablamos de Arte no de empresa, aunque los datos económicos, lamentablemente, también indican que estamos en plena crisis para todos. Reiterar nuestro agradecimiento por su comentario y ¡un saludo cordial!.

  2. José Luis Rodriguez "Morocho"

    Gracias al primer comentario, realizado por Yolanda y ratificado, de alguna manera, por Antonio M., ambos esclarecen un poco la situación; pèro los que vivimos con temos lo que le pueda ocurrir a sargadelos nos quedamos con esa “mosca detrás de la oreja”, por aquello de que cuando el rio suena agua lleva.
    En el deseo de lo mejor para Sargadelos.
    José Luis Rodriguez L.

  3. Yolanda

    Exacto y mucha gente ha pensado que cerraba sargadelos debido a este post.ahora si aparece de forma clara a que se refiere el cierre.gracias

  4. Maricarmen

    No es un cierre sin más, aunque la fábrica siga funcionando, como se divulga si se cierran las tiendas, como llegas a la gente si cierras el escaparate. Una gran pena
    Maricarmen

  5. Cristina Rivas

    Yo pasé unos días de mi infancia en Sargadelos, acompañada por el gran Silverio Rivas, pues tengo la suerte de ser su sobrina. Era un lugar excepcional gracias a Díaz Pardo, para mí él era el que aportaba calidez, era un ser diferente, único, excepcional.
    Sargadelos no es ya ni la sombra de lo que fue. Ha perdido personalidad, fuerza, carácter. Tanto es así que mis padres me regalaron un juego de café que tenían en casa, al que faltaban algunas tazas. Las compré en la tienda de Vigo, y no tenían NADA QUE VER con el original. Se trata de los peces, estaban embrutecidos, las tazas nuevas eran como dos milímetros más gruesas y toscas, los peces ni se adivinaban. Fabricar con esa falta de calidad…para qué? Por suerte reclamé, y sustituyeron mis tazas por unas que hicieron exclusivamente para mí, supongo que afilando la galga al máximo. Ahora bien…no volveré a comprar nada, porque ahora me parecéis una tienda más, no un lugar diferente donde adquirir algo más que productos: arte, piezas especiales, el espíritu de quien creía en el proyecto que tenía sobre su concepto de belleza. No habéis cerrado? Daos tiempo…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.